sábado, 27 de marzo de 2010

Nuevas Evidencias del Origen Artificial de la Erupción de un Volcán de Barro


Hay nuevos datos que aportan las pruebas más contundentes hasta la actualidad de que el volcán de barro más grande del mundo, el cual provocó las muertes de 13 personas en 2006 y desalojó a treinta mil en Java Oriental, Indonesia, no fue causado por un terremoto
La empresa de perforaciones Lapindo Brantas ha desmentido que un pozo de exploración de gas cercano fuera el detonante del volcán, y señala como culpable a un terremoto que se desencadenó a 280 kilómetros de distancia. La compañía respaldó sus afirmaciones mediante un estudio a cargo de Nurrochmat Sawolo (quien ha hecho labores de asesoramiento para Lapindo Brantas) y otros colegas suyos.Como respuesta, un grupo de científicos del Reino Unido, Estados Unidos, Australia e Indonesia, que incluye investigadores de la Universidad de Durham y la Universidad de California en Berkeley, y dirigido por Richard Davies, director del Instituto de Energía de Durham, ha escrito un informe en el cual refuta los principales argumentos de Nurrochmat Sawolo y que documenta nueva información que brinda las pruebas más convincentes hasta la fecha de un vínculo entre el pozo y el volcán.El volcán de barro, conocido localmente como "Lusi", entró en erupción por vez primera el 29 de mayo de 2006, en el subdistrito Porong de Sidoarjo, en Java Oriental, cerca de Surabaya, la segunda ciudad de Indonesia. Desde entonces, ha continuado vomitando suficiente barro como para llenar 50 piscinas olímpicas cada día. Ha destruido infraestructuras y arrasado cuatro pueblos y 25 fábricas. También fallecieron trece personas como resultado de la ruptura en una tubería de gas natural que se encontraba debajo de uno de los diques de contención construidos para retener el barro.

Todos los esfuerzos para detener el flujo de barro han fallado, incluyendo la construcción de diques, canales de drenaje e incluso taponar el cráter con esferas de hormigón. Los científicos creen que Lusi podría continuar en erupción durante décadas.Las discusiones sobre las causas de la erupción del volcán Lusi han frenado el establecimiento de la responsabilidad económica por el desastre y han demorado las indemnizaciones para miles de personas afectadas por el barro. El terremoto de Yogyakarta fue referido por algunos como la posible causa de la erupción, pero el equipo de investigación rechazó esta explicación."El terremoto puede ser descartado como el detonante porque fue muy pequeño dada su distancia, y los efectos producidos por él fueron menos notables que los provocados por las mareas o el clima", dictamina Michael Manga, coautor del informe y profesor de ciencias planetarias y de la Tierra en la Universidad de California en Berkeley.El grupo de científicos ha identificado cinco errores de perforación críticos como los culpables de la erupción del volcán de barro Lusi, y cree que su análisis despeja más allá de cualquier duda razonable los interrogantes sobre las causas.Además, existe un documento comprometedor sobre la perforación:"Encontramos que uno de los informes diarios de perforación en el lugar manifiesta que Lapindo Brantas bombeó fluido de perforación dentro del pozo para tratar de detener el volcán de barro. Esto fue parcialmente efectivo y la erupción del volcán de barro disminuyó. El hecho de que la erupción se enlenteciera brinda la primera evidencia concluyente de que el agujero realizado estaba conectado al volcán en el momento de la erupción", explica Davies.