miércoles, 4 de agosto de 2010

TORMENTAS SOLARES ORIGEN CAUSA Y CONSECUENCIAS Y QUE HACER CAP 2


Vivimos en la atmósfera extensa de una estrella variable magnéticamente hablando. Aunque la luz del Sol nos permite mantenernos con vida, la variabilidad del Sol produce corrientes de partículas energéticas y radiación que también afectan la vida.
La Tierra y otros cuerpos del sistema solar son islas en el universo protegidas por el campo magnético y la atmósfera que actúan como escudos. Los orígenes y el destino de la vida en la Tierra están íntimamente conectados a la manera en que la Tierra responde a las variaciones solares.

Las tormentas magnéticas producen efectos muy notorios en la Tierra y a su alrededor:
-Las auroras boreales, las luces del norte y las auroras australes, las luces del sur
-Los trastornos de comunicación
-Los peligros de la radiación al poner en órbita a los astronautas y las naves espaciales
-El incremento de corrientes en las líneas de energía
-La degradación de las órbitas
-La corrosión en los oleoductos
Los efectos del viento solar sobre el ambiente que rodea a la Tierra son notables. Entrando en contacto con el campo magnético terrestre, las partículas permanecen interpoladas en las líneas del propio campo y dan lugar a los cinturones de Van Allen. Por otra parte, chocando con los estratos más exteriores de la atmósfera, generan fenómenos como las Auroras boreales y las tempestades magnéticas, que tanto influyen en las comunicaciones de radio.
El viento solar es el resultado de la emisión violenta de materia que ocurre en la corona solar. No debe confundirse este viento solar con la radiación solar de distintas frecuencias, pues el viento solar está constituido por materia.
El viento solar no sólo arrasa hacia el medio interplanetario el campo magnético del Sol, sino que además barre a su paso todos los otros campos magnéticos que se encuentra, como por ejemplo, el campo de la Tierra. Si el viento solar no existiera, el campo geomagnético se extendería por el medio interplanetario indefinidamente, superponiéndose a todos los otros campos generados en los otros cuerpos. Pero el flujo del viento solar no permite que se extienda más allá de una cierta región, conocida como magnetósfera.

El Sol lanza ¡1 millón de toneladas de materia hacia el espacio en cada segundo!. A este material lo llamamos, viento solar. Una vez que el viento solar vuela hacia el espacio, las partículas viajan a velocidades supersónicas ¡de 200-800 km/segundo!. Estas partículas viajan hasta más allá de Plutón, y no disminuyen su velocidad hasta que han alcanzado el frente de choque de terminación dentro de la heliosfera. La heliosfera es la región del espacio que está influenciada por el Sol.